Cuando decides emprender el proceso de venta de tu casa, la agencia inmobiliaria te solicitará el certificado energético para conocer el consumo energético y las emisiones de C02 del inmueble. La pregunta más común que soléis plantearos es la siguiente: ¿De verdad es tan importante disponer del certificado energético a la hora de vender mi propiedad? La respuesta es sencilla. No, no es importante, es imprescindible.

¿QUÉ ES EL CERTIFICADO DE EFICIENCIA ENERGÉTICA?

Antes de resolver esta pregunta, queremos profundizar en el tema y explicar qué es el certificado energético para solventaros posibles dudas. El certificado de eficiencia energética (CEE) es un documento oficial que ha sido redactado por un técnico donde se incluye información objetiva a cerca de las características energéticas del inmueble.
Fruto de dicho certificado se obtiene la conocida etiqueta energética, la cual es un documento en el que se especifica la calificación que ha obtenido la vivienda, y se mide por una escala de letras que van desde la A hasta la G.

La letra F es totalmente de color naranja y es uno de los últimos escalones de la lista.
La letra A viene representada por el color verde oscuro y es la que representa mayor ahorro y eficiencia energética.
La letra B aparecerá pintada en color verde claro y sigue manteniendo eficiencia en el hogar.
La letra C se puede apreciar de un color verde amarillento y no es tan energética como los anteriores pero sigue siéndolo.
La letra D se representa por el color amarillo y significa que la vivienda tiene una eficiencia normal.
La letra E viene pintada por un color anaranjado y deja patente que el inmueble cuenta con muy poca eficiencia energética.

La letra G está en color rojo e indica que la vivienda no cuenta con ningún tipo de eficiencia energética, de modo que es la peor calificación que se puede obtener.

Tenéis que saber que cada etiqueta tiene una duración de diez años de validez desde el momento en que se emite.

¿ES IMPRESCINDIBLE CONTAR CON EL CERTIFICADO DE EFICIENCIA ENERGÉTICA?

Como veníamos comentando en el párrafo inicial, sí, es imprescindible contar con dicho certificado, ya que el Real Decreto 235/201 establece que es imprescindible siempre que se vendan o alquilen edificios o partes de los mismos. Esta medida se inició en el mes de junio de 2013 con la finalidad de informar a la otra parte (compradora) de la eficiencia energética de la que dispone la vivienda y, resulta obligatorio para que vendedores, arrendadores o agencias inmobiliarias lo presenten en el momento de la transacción. Como propietario, necesitarás acreditar la certificación energética, aunque la normativa estipula algunos casos en los que dicho certificado no es de carácter obligatorio, los cuales enumeramos a continuación:

1. Edificios protegidos oficialmente por ser parte de un entorno declarado o en razón de su particular valor arquitectónico o histórico, siempre que cualquier actuación de mejora de la eficiencia energética alterase de manera inaceptable su carácter o aspecto.

2. Edificios o partes de edificios utilizados exclusivamente como lugares de culto y para actividades religiosas.3. Construcciones provisionales con un plazo previsto de utilización igual o inferior a dos años.

4. Edificios industriales, de la defensa y agrícolas no residenciales, o partes de los mismos, de baja demanda energética.

5. Edificios o partes de edificios aislados con una superficie útil total inferior a 50 m2.

6. Edificios que se compren para reformas importantes o demolición.

7. Edificios o partes de edificios existentes de viviendas, cuyo uso sea inferior a cuatro meses al año, o bien durante un tiempo limitado al año y con un consumo previsto de energía inferior al 25 por ciento de lo que resultaría de su utilización durante todo el año, siempre que así conste mediante declaración responsable del propietario de la vivienda.

En muchos casos, es probable que vuestra vivienda se encuentre ubicada en alguno de estos puntos mencionados con anterioridad y no seáis conocedores de ello. Por este motivo, en Shamdor Real Estate os informamos desde el primer momento en qué situación se encuentra vuestra vivienda y si está sujeta a certificación energética o bien si se encuentra exenta de la misma.

¿QUIÉN REALIZA EL CERTIFICADO ENERGÉTICO Y CUÁL ES SU COSTE?

La redacción de dicho documento la realiza un técnico autorizado, normalmente un ingeniero, arquitecto o técnico especializado, que cuenta con la formación necesaria para llevarlo a cabo.

En todo momento, vosotros tenéis total libertad para decidir la empresa profesional que queréis que os realice el certificado, aunque sí es cierto, que desde Shamdor Real Estate contamos con este servicio, de manera que en caso de no conocer a ningún técnico especializado en dicha materia, nosotros os pondremos en contacto con algunos de ellos para facilitaros dicha gestión.


El coste para la obtención del Certificado de Eficiencia Energética depende de la oferta y la demanda que exista en el mercado en el momento en que lo necesites. Como no hay ninguna estipulación al respecto por parte del Gobierno, lo más aconsejable en este caso es comparar precios o bien solicitar un presupuesto personalizado para conocer los precios que plantean dichos profesionales.

¿QUÉ OCURRE SI NO TENGO EL CERTIFICADO DE EFICIENCIA ENERGÉTICA?

No disponer del certificado, contar con un certificado que no esté en vigor (caducado) o falsear algunos datos, puede traer varias consecuencias. Tal y como queda establecido en la Ley 8/2013, el incumplimiento puede conllevar faltas leves, graves o muy graves y, el consumidor puede enfrentarse a sanciones que oscilan entre los 300 y los 6.000 euros aproximadamente.
Por ello, es tan importante que cuentes con el CEE al inicio de la comercialización de tu vivienda, para evitar posibles sanciones e incumplimientos legales. Piensa que el certificado podrá aportarte una ventaja o desventaja en términos de comparación, respecto al resto de tus competidores (otras personas que venden producto similar al tuyo en la misma zona).
En definitiva, contar con el Certificado de Eficiencia Energética es fundamental y de carácter obligatorio desde el momento en que decides emprender el proceso de venta de tu vivienda. Esta normativa tiene la finalidad de favorecer la promoción de aquellos edificios de alta eficiencia energética y las inversiones en ahorro de energía. Ten en cuenta que el CEE es un justificante requerido por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo para conseguir una mejora de energía en todos los países de la Unión Europea.
En Shamdor Real Estate te asesoramos y te ayudamos a conseguirlo en caso de que no dispongas del mismo, puesto que ahora ya eres conocedor de la elevada importancia que tiene el disponer de dicho certificado si quieres llevar a cabo la venta de tu propiedad con éxito.

Leave a Reply