En una operación de compra-venta podemos valernos de varios tipos de contratos privados como, por ejemplo, opción de compra, contrato de compra-venta con arras, alquiler con opción a compra

Sin embargo, el contrato más adecuado es el Contrato de Arras Penitenciales. ¿Por qué? Se trata de un contrato que establece un compromiso a ambas partes y señala las indemnizaciones pertinentes a abonar en el caso de que alguna de las partes incumpla tal compromiso.

Así, protegemos los intereses tanto del vendedor como del comprador. No obstante, una vez firmado este contrato, si el comprador desiste perderá la señal económica entregada y si el vendedor desiste deberá indemnizar al comprador entregándole el doble de la cantidad entregada como señal.

 

Leave a Reply